El maní mata a más personas que el terrorismo

Todos sabemos que una de las mejores armas para manipular la sociedad, y por ende la economía, es el miedo. De vez en cuando los medios de comunicación nos anuncian una nueva amenaza para nuestra salud y nuestra vida. El miedo a la muerte es capaz de mover grandes cantidades de recursos, y por tanto, como nos enseñó Michael Moore en su película Bowling for Columbine, los estados de vez en cuando crean una nueva amenaza sin que nos preguntemos realmente cuáles son las probabilidades de que algo nos mate realmente.

Ese tema me ha interesado siempre y me parece increíble que sea tan difícil conocer de qué se muere realmente la gente. Por ejemplo, Steven D. Levitt en su libro Freakonomics hace una pregunta simple: ¿Qué preferiría un padre de familia entre estas dos opciones: Dejar ir a su hijo a la casa de un amigo cuyo padre sabemos que tiene una pistola o a la del amigo que tiene una piscina? A simple vista prohibiríamos ir al niño a la casa del señor armado, pero sorprendentemente, si miramos las estadísticas, mueren muchas veces más niños en accidentes en piscinas que los que mueren accidentalmente por armas de fuego.

Este artículo en prisonplanet.com vemos, por ejemplo, que desde 1960 las reacciones alérgicas al maní han matado tantas personas como el terrorismo. Esta imagen nos muestra gráficamente las principales causas de muerte en estados unidos (National Geographic Magazine), como podrán ver, el cáncer y los problemas del corazón son los campeones, mientras Osama Bin Laden y Saddam no aparecen por ningún lado.

Como es obvio, las prioridades de los gobiernos no siempre tienen que ver con las amenazas reales. ¿Qué opinas?

Salir de la versión móvil