Todos los métodos abreviados del teclado

Las «teclas de microsoft» introducidas en los teclados paralelamente al lanzamiento de Windows 95, son las más «incomprendidas»: Mackeros, Unixeros y en general la «vieja guardia» informática no las tienen en mucha estima, mientras que los usuarios normales de Windows simplemente suelen ignorar su función. Hay dos: una con el logotipo de Windows –por duplicado en los teclados de mesa– y otra, que se llama oficialmente «de aplicación», y se encuentra al lado del CONTROL derecho.

Los siguientes son los atajos más comunes de la principal tecla de Windows. Merece la pena aprenderse, al menos, los dos primeros.

– Windows + E (de Explorer). Es posiblemente el más útil de este grupo: con este atajo hacés aparecer el Explorador de Windows con un par de pulsaciones.

– Windows + D (de Desktop). Minimiza todas las ventanas haciendo aparecer el Escritorio. Pulsando de nuevo Windows + D regresaremos a la situación anterior.
NOTA: En las primeras versiones de Windows 95, estas operaciones de mostrar y esconder el Escritorio se realizaban con Windows + M y Mayus + Windows + M, respectivamente. Esta combinación aún funciona en los Windows actuales.

[Métodos más avanzados]
– Windows a secas. Hace aparecer el menú de Inicio, como si pulsáramos el botón correspondiente.
– Windows + F (de Find). Arranca el buscador general de Windows.
– Windows + R (de Run). Hace aparecer el menú «Ejecutar».
– Windows + L (de Login). Para cambiar de usuario (a partir de Windows XP).
– Windows + U (de Utilities). Hace aparecer las utilidades de accesibilidad (a partir de Windows 2000).
– Windows + F1. Arranca la ayuda de Windows.
– Windows + Pausa. Hace aparecer el menú de Propiedades del Sistema.
– Windows + otra tecla. Siempre que tengamos el Escritorio a la vista, nos permitirá seleccionar los iconos cuyo nombre comience por la letra de esa tecla. Lógicamente, esto no funciona con todos aquellos que empiecen por las letras D, E, R, F, M, U y L.

En cuanto a la tecla de aplicación, su función es equivalente al botón derecho del ratón (izquierdo en el caso de los zurdos).

En teclados anteriores a Windows 95 y que carecen de estas dos teclas, se pueden emular con estas combinaciones:
-Tecla de Windows: CONTROL + ESC.
-Tecla de aplicación: MAYUS + F10.
Dicha emulación es limitada, ya que pulsar CONTROL+ESC+E no equivale a pulsar Windows+E.

LA TECLA ESC
En general, la tecla ESC nos permite salir de los sitios, cerrar menúes y cuadros de diálogo, y volver atrás. Lo único que no cierra es ventanas (para lo que tendremos que pulsar ALT + F4).

LA TECLA ALT
Lo bueno que tienen los métodos de ALT es que son comunes (o deberían serlo) a todos los sistemas operativos para PC con entorno gráfico: los he probado en la totalidad de los Windows y varios derivados de UNIX y, con sus particularidades, funcionan siempre y de manera parecida.

– ALT + TAB. Imprescindible: con ella iremos cambiando de programas sin necesidad de estar pulsando con el ratón en la barra de tareas. En Windows, algo similar –aunque a mi juicio más incómodo– se consigue con Windows + tabulador y la tecla ENTER.

– ALT + F4. Cierra la ventana (finaliza el programa) actualmente activa. Si no hay ninguna en esta situación o todos los programas han sido cerrados, muestra el menú de apagado/reinicio del sistema.

[Métodos más avanzados]
– ALT + barra espaciadora. Esta combinación accede al menú de manejo de la ventana activa: maximizar, restaurar, minimizar, mover y cambiar su tamaño. Esta última acción es quizá la menos sencilla de realizar con el teclado, pero es muy útil en esos casos en los que una ventana es tan enorme que no podemos moverla ni modificar sus dimensiones: tras pulsar Alt + Barra y seleccionar «tamaño», tendremos que seleccionar una de las 8 direcciones posibles con los cursores (valen también combinaciones como «arriba-derecha». El cursor se trasladará al borde escogido de la ventana y podremos modificar su tamaño. Una vez establecido a nuestro gusto, una pulsación de ENTER nos devolverá el control normal del programa.
– ALT a secas. Pulsar la tecla de modo individual nos dará control sobre la barra de menúes del programa (la que suele contener los «Archivo», «Edición», «Ayuda», etc). Con ayuda de las teclas de cursor podremos movernos por dichos menúes con facilidad, seleccionando con ENTER. Uno o dos toques de ESC nos permitirán salir de esta situación.
– ALT + ENTER. Si tenemos seleccionado un archivo en el Explorador, este atajo hace aparecer sus propiedades. Y como curiosidad, en el Windows Media Player esta misma combinación nos permite intercambiar entre el modo normal y el modo de pantalla completa.

LA TECLA CONTROL
Aparte de las combinaciones que ya conoce o debería conocer todo el mundo…
– CONTROL + X: Cortar
– CONTROL + C: Copiar
– CONTROL + V: Pegar
… tenemos unas cuantas más:
– CONTROL + Z: Deshacer (undo)
– CONTROL + Y: Rehacer, aunque en algunos programas es MAYUS + CONTROL + Z.
– CONTROL + P: Imprimir.
– CONTROL + S: Guardar archivo.
– CONTROL + O: Abrir archivo.
– CONTROL + F: Buscar texto, aunque ese atajo en algunos programas como el Bloc de Notas, se hace con CONTROL + B en las versiones en castellano.
– CONTROL + A / CONTROL + E: Seleccionar todo.

Aparte, cada programa tiene sus propias combinaciones, mereciendo la pena aprenderse las que usemos más frecuentemente. En los más potentes, se pueden personalizar y/o asociar a «macros» que automaticen tareas complejas y repetitivas.

EL TABULADOR Y LA BARRA ESPACIADORA
En cuadros de diálogo, alertas, menúes y similares, la tecla ENTER equivale al botón Aceptar/OK, mientras que ESC se corresponde con Cancelar/Cancel. ¿Cómo pulsar otros botones con el teclado? Se puede hacer de dos maneras: bien con ALT más su letra subrayada, bien seleccionándolo y pulsando la barra espaciadora. La barra también sirve para activar casillitas cuadradas (las que contienen una pequeña ‘V’).

Otra cosa: para moverse por los distintos apartados de un menú o cuadro de diálogo, hay que usar el tabulador, que nos permitirá trasladarnos generalmente de arriba a abajo y de izquierda a derecha. Para moverse en el sentido contrario, bastará con usar MAYUS más el mismo tabulador.

¿Y si queremos cambiar de pestañas, en el caso de existir? Podemos hacerlo con CONTROL + Tabulador (sentido normal) o MAYUS + CONTROL + Tabulador (sentido inverso).

La combinación CONTROL + Tabulador (o su inversa con MAYUS) también nos permitirá cambiar entre ventanas, en esos programas que las contienen en su interior, como Microsoft Word, Abobe Photoshop o el navegador Opera (llamados técnicamente MDI, Multiple Document Interface). De hecho, es la función equivalente a ALT + tabulador, pero con ventanas internas. Y de la misma manera, CONTROL + F4 cerrará cada una de estas subventanas.

LAS TECLAS DE FUNCIÓN (F1… F12)
Desde la aparición de los entornos gráficos, su utilidad ha quedado reducida a un segundo plano.

No obstante, aún tienen algunas tareas útiles. Aparte de las particulares de cada aplicación (imprescindible el F12 en el navegador Opera, por ejemplo) y de las que ya hemos visto de F10 y F4, tenemos tres reseñables:

– F1. Con ella accederemos a la ayuda correspondiente al programa activo.
– F2. Con un archivo seleccionado, nos permitirá cambiarle el nombre. Esto funciona tanto en el Explorador de Windows como en algún otro programa (el Nero, por ejemplo).
– F3. Accedemos a la búsqueda de archivos. La ventaja que tiene sobre la combinación Windows + F es que, si previamente nos hemos trasladado a una determinada carpeta con el Explorador de Windows, pulsar F3 nos permitirá restringir la búsqueda a esa carpeta y a sus subcarpetas (Windows + F busca de forma predeterminada en todos los discos duros locales).

Casi como anécdotas (por su escasa utilidad), se puede apuntar que F5 es equivalente a «actualizar» y que F10 (a secas) «enfoca» la barra de menúes, de la misma manera que la tecla ALT.

LAS TECLAS RARAS
Son esa tripleta que se encuentra a la derecha del F12 (o un poco más abajo, en los teclados que tienen teclas adicionales «Wake Up», «Sleep» y «Power» y, del mismo modo que las teclas de función con las que comparten «piso», fueron de utilidad en los tiempos de dominio de los sistemas operativos no gráficos como MS-DOS.

Actualmente sólo les encuentro dos funciones reseñables:
– Con Impr Pant/PetSis se captura la pantalla y se envía al portapapeles.
– Con Pausa/Inter (acompañada de la tecla Windows) se accede a las propiedades del sistema.

MOVERSE POR TEXTO
Como todo el mundo sabe, los cursores nos permiten movernos por el texto, pero:

-Acompañados de la tecla CONTROL, nos harán movernos palabra por palabra, en vez de carácter por carácter. CONTROL más la tecla de borrado o la tecla SUPR, eliminarán palabras hacia la izquierda o hacia la derecha, respectivamente.
-Acompañados de la tecla MAYUS, seleccionarán texto. Naturalmente, se puede combinar con CONTROL para seleccionar palabras.

Las teclas INICIO y FIN nos trasladan al principio o al final de la línea; acompañadas de CONTROL, sin embargo, nos moverán al principio o al final del texto.

Con RePág y AvPág avanzamos o retrocedemos páginas; con MAYUS pulsado, seleccionanamos páginas hacia atrás o hacia adelante.

La tecla INSERT permite cambiar entre el modo normal y el overwrite/sobreescribir, que elimina caracteres a medida que vamos escribiendo.

MOVERSE POR LA BARRA DE TAREAS, EL SYSTEM TRAY Y EL ESCRITORIO
Para acceder a este grupo de componentes, hay que hacer aparecer el menú de Inicio con la tecla de Windows, e inmediatamente cerrarlo con ESC.

Tras esta operación, el botón de Inicio se nos habrá quedado «enfocado», lo que se nota porque tendrá en su interior un ligero reborde de puntitos. Sucesivos toques de tabulador nos permitirán movernos por los siguientes componentes, «enfocándolos»:
-La barra de Inicio Rápido (Quick Launch) y otras que hayamos creado.
-Los programas de la barra de tareas.
-La bandeja del sistema (System Tray).
-El Escritorio.
-Nuevamente el botón de Inicio, y se repite el ciclo.

NOTA: La barra de Inicio Rápido es ese conjunto de botoncitos que se suelen instalar por defecto (en Windows 98 y posteriores) entre el botón de Inicio y los de los programas, y que inicialmente suele contener tres: el del Escritorio, el del Internet Explorer y el del Outlook Express.
NOTA: La bandeja del sistema es ese espacio a la derecha de la barra de tareas, que suele contener el reloj y una serie de iconos.

El método, es irse trasladando con el tabulador por cualquiera de los cinco componentes, y una vez en el deseado (a veces hay que fijarse de cerca para ver el «foco», seleccionar el archivo o botoncito con las teclas de cursor y pulsar ENTER (lo que equivale a un click o doble click) o la tecla de aplicación (igual que pulsar con el botón derecho del ratón).
NOTA: Naturalmente, MAYUS + tabulador nos hará movernos en sentido contrario.

Aunque, para seleccionar los objetos del Escritorio es más rápido pulsar Windows + la letra por la que empiece el nombre de algún archivo o link que allí se encuentre. Aunque no sea el archivo deseado, habremos conseguido el «foco» y el resto consistirá en moverse por la zona con las teclas de cursor.

LOS MÉTODOS ABREVIADOS DE TECLADO
Por último, una característica extremadamente recomendable y que está presente en todos los Windows desde el 95. Si accedemos a las propiedades del ejecutable EXE (o a las de su acceso directo; yo prefiero esto último) correspondiente a un determinado programa, veremos como uno de los apartados del menú se denomina «Tecla de método abreviado». Si seleccionamos esta casilla y pulsamos una tecla, automáticamente quedará reflejada, precedida de la combinación CONTROL + ALT.

Desde ese momento y tras «Aceptar», pulsar dicha combinación (CONTROL + ALT + la tecla escogida) arrancará el programa de forma directa, sin necesidad de buscar el icono en Inicio | Programas o en el Escritorio.

La ganancia de velocidad que se obtiene con este método es notoria.
Nota:La tecla ALTGR es equivalente a esa combinación CONTROL + ALT, y se suele usar para la zona izquierda del teclado.

La cara oscura de este método es que está pésimamente programado y depurado en Windows, algo bastante lamentable puesto que su utilidad es indiscutible:
– A veces, por oscuras razones, no funciona. No lo puedo asegurar, pero creo que está relacionado con el sitio donde se sitúe el acceso directo al que se le asigna el método abreviado: se comporta de forma distinta si está en el menú Inicio | Programas, en el Escritorio o en cualquier otro sitio.
– Si se produce algún conflicto (por ejemplo, asignás la misma tecla a dos programas o accesos directos al mismo tiempo), el sistema no te avisa. Y no hay forma de saber cuántos métodos abreviados tenés activos y a qué archivos están asociados, salvo ensayando.

Colaboración de Miguel A. Rivera, miembro del grupo dnsincensura@yahoogrupos.com.mx donde 2.000 amigos intercambian unos 50 mensajes diarios de todo tipo. A este grupo tu puedes pertenecer, basta leer la información sobre suscripciones en la portada. Recuerda hay dos grupos, uno moderado y otro sin censura.

Nota:
Envío de El Dani al grupo dnsincensura@yahoogrupos.com.mx donde 2.000 amigos intercambian unos 50 mensajes diarios de todo tipo. A este grupo tu puedes pertenecer, basta leer la información sobre suscripciones en la portada. Recuerda, hay dos grupos, uno moderado y otro sin censura, ambos son gratuitos. Gracias Dani.

3 comentarios en «Todos los métodos abreviados del teclado»

  • el 22 de enero de 2007 a las 10:33 am
    Enlace permanente

    Como diría el Bill Gates de La Hora Chanante…»Yo inventé el Alt Control Zeta!

    Un salud, y como cada día, un votete! Saludos transatlánticos!

  • el 24 de enero de 2007 a las 12:31 am
    Enlace permanente

    Que buena información, soy fiel usuario de los «shortcuts» y siempre quise saber como carajos sacaban el escritorio!!! Gracias por eso.

  • el 30 de enero de 2007 a las 1:58 am
    Enlace permanente

    INTERESANTISIMA INFORMACION.
    TAL VEZ, DEMASIADO EXTENSA PARA LOS QUE SOMOS AFICIONADOS.
    HAY QUE IMPRIMIRLA Y LEERLA A MENUDO
    GRACIAS

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: