Impresora en 3D

Una impresora llamada CADDY Zprinter toma los planos e imprime capa tras capa de polvo, todas las secciones de un objeto. Una vez terminada la impresion, las partes del polvo que no han sido impresas se deshacen con un chorro de aire dejando el objeto con su volumen y rasgos iguales al dibujo inicial. Asombroso.

Otro video en castellano

Detalles sobre cómo funcionan este tipo de impresoras.

Las impresoras 3D son una tecnología desarrollada por el MIT (Massachusetts Institute of Technology) para transformar archivos CAD en 3 dimensiones en prototipos reales. Del mismo modo que una impresora convencional es capaz de imprimir una hoja de papel con los esquemas realizados en un programa CAD 2D, las impresoras 3D son capaces de dar cuerpo a los diseños en 3 dimensiones.

Impresoras como la ZPrinter 450 construyen piezas a partir de los datos de un archivo CAD en formato .STL (monocromo) o .VRML (color). Ambas fabrican la pieza capa a capa. La geometría del modelo se construye esparciendo una capa de polvo, imprimiendo una sección horizontal de la pieza y después repitendo el proceso (esparcir polvo e imprimir sección) hasta terminar la pieza.

Las capas se construyen una encima de otra hasta que la pieza se completa. La geometría de la pieza se soporta gracias al polvo “no-imprimido”, lo que permite un amplio rango de de complejidad en las piezas. Esta tecnología no necesita estructuras de soporte durante la fase de construcción, ya que el polvo cumple esa función hasta que la pieza se desentierra de la cubeta de fabricación.

Esta tecnología tiene múltiples aplicaciones en campos muy diferentes. Actualmente se utiliza en industrias como automoción, diseño de calzado, arquitectura, packaging, medicina, educación o topografía.

Salir de la versión móvil