Bromas pesadas a huéspedes de hoteles

La policía investiga una serie de bromas pesadas hechas por teléfono a inocentes huéspedes de hoteles en Estados Unidos.

Los bromistas se hacen pasar por los administradores del hotel y piden a los turistas que hagan cosas tan inusuales como tirar los colchones por las escaleras, o tan peligrosas como romper las ventanas, con la excusa de que en el hotel hay una peligrosa fuga de gas.

Ver también:  Un libro Pop-up hecho con fichas de LEGO

Las víctimas cumplen casi siempre con lo que se les pide, como muestra el siguiente informe de 2009 (en inglés, con subtítulos disponibles):

A %d blogueros les gusta esto: