No todos los cargos son iguales

Dos leones huyeron del zoológico, en la huida cada uno partió con rumbo diferente:

Uno se fue para la selva y el otro para el centro de la ciudad.

Los buscaron por todos lados y nadie los encontró.

Al mes, para la sorpresa de todos el león que había huido para la selva regresó, estaba flaco, desnutrido y enfermo. fue conducido a su jaula inmediatamente.

Luego de 8 meses fue recapturado el casi olvidado león que había huido al centro de la ciudad.
Cuando llegó a la jaula mostraba haber estado muy bien alimentado.

Al estar juntos el león que había huido a la selva le pregunta a su congénere:

-¿Cómo estuviste en la ciudad tanto tiempo y regresas tan bien de salud ? Yo fui a la selva y tuve que regresar pues no encontraba qué comer.

El otro león le explicó:

-Cuando nos volamos me metí en una entidad del gobierno, allí me fui comiendo funcionarios y nadie notaba su ausencia.

¿Y por que regresaste, acaso se acabaron los funcionarios?

-Nada de eso, los funcionarios públicos nunca se acaban, Sucedió que cometí un gravísimo error: Ya me había comido a un director general , dos superintendentes, tres coordinadores
diez jefes, quince asesores, veinticinco secretarias, unos cuantos auxiliares y nadie notó su ausencia.

-Pero el día que devoré a la señora de los tintos, ahí se jodió todo.

Salir de la versión móvil