La inutilidad de la existencia

Este pobre borracho en Rusia se enfrenta a un obstáculo insuperable que le impide llegar a casa (una reja). La melancólica música solo hace más deprimente su desdicha.

Ver también:  Cómo suena un gong de 2 metros de diámetro

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: