El campeón de Kung Fu Shaolín, Bruce Silva, estaba a punto de lucirse con su presentación de artes marciales, con toda la utilería de concreto sólido dispuesta. No contaba con que al presentador de Hawaii News se le iba a ocurrir probar la dureza de los ladrillos, que se desplomaron con solo tocarlos.

Al final, el campeón tuvo que terminar su demostración mientras el periodista no podía contener el ataque de risa. Tantos años de entrenamiento, perdidos en un instante.

http://youtu.be/qJH2f6cyrOM

Por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *