De allá para acá también corre aire….

-Papá, encontré al amor de mi vida ¡y me voy a casar!
-¿Y quién es ella?
-Cipriana, la hija del carnicero.
-¿Cipriana? ¡Ay hijo! lo siento, pero con esa chica no te puedes casar: es tu hermana, yo de joven vivía la vida… esperaba no tener que revelarlo nunca, pero ahora no me queda más remedio.
El pobre hijo se va con un disgusto de aquéllos porque le había costado un hue…. encontrar novia para casarse, pero al cabo de 8 meses encuentra otra y nuevamente, se lo transmite al padre.
-Papá, encontré al amor de mi vida y me voy a casar!
-¿Y quién es ella?
-Maruchi, la hija del zapatero.
-¿Maruchi? Hijo, no sé cómo decírtelo pero… ella también es tu hermana.
-¡Pero papá, qué clase de cabrón fuiste!
-Hijito, compréndeme, yo era joven, tu madre y yo atravesábamos una mala racha y… en fin.
Nuevamente jodido hasta la médula, deja a la segunda novia. Pero al año y medio se recupera y vuelve con una nueva candidata:
-Papá, encontré al amor de mi vida y me caso definitivamente!
-¿Y quién es ella? Martita, es huérfana de madre y es una morenaza.
-¡No!
-!Papá no me Chingues!
-Hijito, sucede que siendo joven, estuve en la Cruz Roja, tú eras muy bebé, tu madre y yo…
El hijo no lo soporta más y se va llorando a su cuarto. Alertada por los sollozos, se acerca la madre, y el hijo destrozado, le cuenta sus tres intentos de casarse.
-Hijito querido, cásate con quien se te antoje al fin que ese cabrón no es tu papá!

MORALEJA : De allá para acá también corre aire….

0

Un comentario en «De allá para acá también corre aire….»

Deja un comentario: