Par chistes para compartir

-Anda, María, abre la puerta que no te va a pasar nada malo. Sólo vamos a gozar mucho
-No, siñor, tese quieto.
-Mira, María, si abres te aumento el sueldo…
-¿Y, luego ¿quí li dicimos a la patrona?
-Pues nada, ella no tiene porque enterarse de nada.
-Ta bueno, patrón, pero pase por dibajo di la puerta su cirtificado de que no tiene SIDA.
Don Luis recuerda el chequeo médico que se acaba de practicar y le pasa hasta su acta de nacimiento, ante lo cual la sirvienta por fin cede y Don Luis se da el gustazo. Al rato ya calmado y disfrutando de un buen tabaco, le dice Don Luis a la sirvienta:
-¡Caramba, María, no sabes leer ni escribir, pero, que bien estas enterada de las cuestiones de salud!
– Si, patroncito, yo seré isnorante, muy isnorante, rete isnorante, pero esto del Sida no me lo pegan dos veces!
—————————–
Un hombre camina por una playa en California y tropieza con una vieja lámpara, aa recoge, la frota y sale un genio diceindo:
– Ok, ok, me liberaste de la lámpara, bla, bla, bla… Esta es la cuarta vez en el mes que lo hacen y me estoy cansando de tantos deseos, así que olvidate de los tres deseos ¡vos solamente tenés uno!.
El hombre se sentó, pensó por un rato y dijo:
– Siempre quise ir a Hawaii, pero le tengo miedo a los aviones, nunca volé… ¿Podés construirme un puente hasta Hawaii para que pueda llegar manejando?. El genio se rió y dijo:
– Eso es imposible, ¡pensá en la logística para hacerlo!… ¿Cómo podrían las bases llegar hasta el fondo del Pacífico?… pensá en los costos! ¡Cuánto acero! No, no, tenés que pensar en otra cosa. El hombre dijo:
– Ok. El hombre trató de pensar en otro buen deseo… Finalmente pidió:
– Yo me casé y divorcié cuatro veces, mis esposas siempre se quejaron de que a mi no me importaba nada, de que era un insensible, asi que me gustaría entender a las mujeres… saber cómo sienten… qué piensan cuando están en silencio… saber porqué lloran… saber realmente qué pasa cuando ellas dicen nada …en fin, saber cómo hacerlas felices… Entonces el genio dijo:
– «Vos el puente… ¿lo querés de dos o de cuatro carriles?

Un comentario en «Par chistes para compartir»

  • el 25 de marzo de 2007 a las 9:18 am
    Enlace permanente

    solo quiero enviar un chiste , y es el suiguiente
    resulta que juan se levanta el viernes un poco tarde y le dice a la mujer,¿ mi amor que hay para el almuerzo? la mujer le responde pues sal a buscar la liga porque solo hay arroz, juan preocupado sale en busca de la liga, llega al mercado y empieza a conversar con un carnicero, pasados 10 minutos juan decide decirle al carnicero que le fie un kilo de carne,ya que no tenia un solo peso en su bolsillo, pero en ese instante el señor le dice a juan que le cuide el puesto un momento, pues necesita ir al baño este no alcanzo a decilrle y encantado se quedo cuidando, mientras el señor fue al baño juan penso muchas cosas como robarse la carne, pero si lo hacia el hombre lo notaria, juan vio inos corazones habian muchos y decidio tomar uno se lo llevo a su casa le dijo a su mujer que lo pusiera a cocinar entero para luego el picarlo y guisarlo la mujer obedecio a su marido, luego de cocinarse el corazon lo coloco encima de la mesa a enfriar para que al rato su marido lo hiciera pedasitos, pero cuando juan estaba en espera de eso llegaron a su casa unas parsonas y le dijeron, buenas , el conteso buenas a la orden y estos exclamaron venimos para que le entregue su corazon al señor, juan muy asustado y palido les dijo gritando cual corazon yo no me he robado ningun corazon, y estos respondieron vea señor nosotros somos testigos,juan se asusto aun mas y les dijo ahhhh ustedes son testigos osea que ustedes me vieron entonces coja su hijuemadre corazon, tomo el corazon que tenian para el almuerzo y se los tiro a los testigos de jehova que andaban predicando. ja,ja,ja,ja,

Los comentarios están cerrados.

Salir de la versión móvil