Siete chistes de matrimonios

Se encuentran 2 amigos en un bar y uno le dice al otro:
-Estoy tan aburrido, pero tan aburrido con mi mujer que me tiene al borde del suicidio. Entonces el amigo le contesta:
-No seas tonto hombre ¡Elimínala!
.Pero ¿Cómo? e contesta el otro:
-Hazle el amor todo el día, si es posible 4, 5 o 6 veces diarias hasta matarla!
Se encuentran los amigos dos meses después y el que se quejaba de su señora estaba flaco,
ojeroso, pálido y con aspecto cadavérico. Su amigo le dice:
-¿Y Como te fue con tu señora?
-Ahì anda la muy tontona silbando y cantanto, ¡ni sospecha que se va a morir!

——————————-
Una mujer de 54 años, se casa por cuarta vez. En la primera noche, ella le dice
a su flamante esposo:
-Por favor, sé gentil conmigo. Todavía soy virgen.
-¿Cómo es que todavía estás virgen?, pregunta él, casi sin creerlo.
-¡Si has estado casada tres veces!
-Bueno, lo que pasa es que mi primer esposo fue un siquiatra. Todo lo que que él
hacía era hablar de sexo. Mi segundo esposo fue un ginecólogo, y todo lo que él
quería era mirar el sexo. Mi tercer esposo era un filatélico, un coleccionista
de sellos postales. Todo lo que él quería hacer era… ¡Oh, no te imaginas cómo lo extraño!

Ver también:  Chistes de monjas

——————————-
En la noche del aniversario número veinticinco del feliz matrimonio, el esposo
llega a casa arrastrándose de la borrachera. De puro milagro dio con su casa.
Cuando lo ve su esposa, muy indignada, le reclama:
-¡Pero si estás bien borracho! ¡No lo puedo creer! ¿Por qué en nuestra noche de
aniversario?
-Yo sólo obedecí tus órdenes, mi amor ¡hip!
-¿Cuáles órdenes, imbécil?
-Leí tu nota, ¡hip!, que decía: ¡Te espero esta noche embriagado, papito!
Muy furiosa, la mujer le aclara:
-¡La nota decía enviagrado, pedazo de animal!
——————————-
– Suegra, ¿usted cree en la reencarnación?
– Pues claro que sí.
– Y dígame, si usted se muere, ¿en qué animal le gustaría reencarnarse?
– Pues a mi siempre me han gustado las serpientes.
– ¡No vale repetir, no vale repetir!
——————————-
Los 4 momentos en que la mujer dice !ay!
De novios: – ¡Ay, por ahi no!
De Recién casados. – ¡Ay, como duele!
A los 5 años de casados.-¡Hay y que pintar el techo!
Despues de 10 años de casados.- ¡Ay me tapas cuando acabes!
——————————-

Ver también:  Chistes de monjas

Una mañana el marido se despierta y le pellizca una nalga a su mujer y le dice:
-Si hicieras ejercicios para darle firmeza a ese rabito, podríamos librarnos de esas pantaletas.
La mujer se controló y le pareció que el silencio era la mejor respuesta.
Al otro día el marido despierta y le da un pellizco a los senos de su mujer, y le dice:
-Si consiguieras dar firmeza a esos pechitos podríamos librarnos de ese sostén. Aquello excedió el límite y el silencio definitivamente no era la mejor respuesta.
Entonces ella se volteó hacia él, le agarró el pene y le dijo:
-Mira guey, hijo de tu chingada madre, si tú consiguieras dar firmeza a este palito, ¡podríamos librarnos del cartero, del jardinero, del lechero y del compadre!

——————————-
Una noche, cuando todos dormían, a eso de las 3 de la mañana; la esposa se
despierta al escuchar los llantos de su adorado esposo. Preocupada la señora
le pregunta:
-¿Qué te sucede? Él con mucha dificultad para hablar, por el llanto, le dice: -¿Recuerdas10 años atrás cuando éramos novios y resultaste embarazada?
-Sí, responde la esposa, como voy a olvidarlo.
-También recuerdas cuando tu padre me dio un ultimátum diciéndome «O te casas con mi hija o te vas a la cárcel»
-Sí, claro que lo recuerdo perfectamente.
-Imagínate mi suerte, de haber escogido ir a la cárcel, hoy precisamente se me hubiera vencido mi condena.

Ver también:  Chistes de monjas

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: