Seis chistes de abogados

Un respetable profesor de Derecho le dice a sus alumnos:
-Recuerden muchachos, lo mas importante cuando se es abogado es saber que algunos casos se ganan y otros se pierden, pero en todos se cobra.

————————————–
Un abogado se casa con una mujer que ya se había casado anteriormente seis
veces. La noche de bodas, en la habitación del hotel, la novia le dice:
-¡Por favor, mi amor, sé delicado, aun soy virgen!
El novio, perplejo, pues conocía la existencia de los seis matrimonios
anteriores, le pidió que le explicara cómo era posible que siguiera
virgen después de seis matrimonios. Ella respondió:
-Mi primer marido era psiquiatra, y sólo le interesaba hablar sobre el sexo.
-Mi segundo marido era ginecólogo, y sólo le interesaba examinar el
aparato sexual.
-Mi tercer marido era filatélico, y sólo le interesaba pegar estampillas.
-Mi cuarto marido era Director de Ventas, y decía que sabía que tenía
el mejor producto pero no sabía como utilizarlo.
-Mi quinto marido era funcionario, y decía que sabía perfectamente cómo
hacerlo, pero que no estaba seguro de que fuera trabajo su competencia.
-Mi sexto marido era informático, y decía que si el aparato funcionaba,
mejor era dejarlo tranquilo y no tocarlo.
Entonces el marido le pregunta:
-¿Y, después de tantos fracasos, cómo te decidiste a casarte, otra vez?
A lo que la mujer le responde:
-Pues porque tú eres abogado, por lo que estoy completamente segura
que, al final, me vas a terminar jodiendo…

—————————————–
Diferencia ente lo justo y lo correcto
Se encuentran dos abogados en el garage de un motel y advierten que cada uno anda con la mujer del otro.
Pasada la incomodidad inicial, uno le dice al otro en tono algo solemne y con cuidada dignidad:
-Estimado colega, creo que lo correcto sería que mi mujer venga conmigo a mi carro y que su mujer se vaya con Ud. a su carro.
El otro le respondió
-Coincido en líneas generales con su planteamiento, querido colega. Quizás eso sería lo correcto, pero no estoy seguro que sea lo justo, por que ustedes están saliendo y nosotros estamos entrando…

——————————————
Un abogado se compra un BMW nuevecito y sale a exhibirlo a los otros abogados en el tribunal. Llega y estaciona sobre la derecha, abre la puerta para salir y en ese momento pasa un camión y le arranca la puerta. El abogado se baja y empieza a maldecir como un loco. Agarra su teléfono celular y llama a la policía, que llega muy pronto. Comienza a gritas:
– Mi coche recién sacado del concesionario, ¡éste animal bestia, hijo de %&/$ me arrancó la puerta!
Sigue así hasta que el policía le dice:
-Pero señor, ¿cómo puede ser Ud. tan materialista?, ¿no se ha dado cuenta que el camión, cuando se llevo la puerta, también le arrancó el brazo desde el codo?
El abogado se mira el muñón atónito y dice:
-¿Ah, dónde está mi Rolex?

—————————————
Estaba Moisés leyendo a su pueblo los mandamientos:
-Noveno mandamiento: no desear la mujer del prójimo. A lo cual se oye la protesta general del pueblo. Moisés aclara:- Eso dice la ley, esperemos a ver qué dice la jurisprudencia.

————————————–
-Se encuentran dos abogados y uno le dice al otro:
-¿Vamos a tomar algo?
-Bueno… ¿de quién?

2 comentarios en «Seis chistes de abogados»

  • el 29 de marzo de 2007 a las 1:10 pm
    Enlace permanente

    Ser abogado es por hoy una de las profesiones mas rentables en cualquier parte del mundo, desafortunadamente yo no pude estudiar esa linda y atractiva carrera.

    Recuerden de visitar mi blog y dejar sus comentarios sobre como podemos mejorar mi comunidad

    Ronaldo

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: