Un comercial de Renault en el que los autos son destrozados

Nunca había visto en publicidad un comercial en el que el producto en venta sea destrozado, además, con una elegancia digna de una coreografía de ballet.

En este comercial varios modelos de autos Renault nuevecitos son estrellados en perfecta sincronización para demostrar qué tan seguros son. Impactante en todo el sentido de la palabra.

Ver también:  7.777 selfies combinadas en 2 minutos

Vía neatorama

A %d blogueros les gusta esto: