Arte en el ojo de una aguja

Se llama Willard Wigan, de Birmingham, Inglaterra, y aunque nació con problemas de aprendizaje y nunca aprendió a leer ni a escribir, tiene un talendo tan especial para hacer esculturas microscópicas que logró vender una colección de 70 microesculturas en 20 millones de euros en 2007.

Más videos en su website, willard-wigan.com/

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: