Cinco casos de matoneo animal

Cinco ejemplos de ataques animales producidos con toda la mala leche, premeditación y alevosía. No hay nadie a salvo, el bullying ya no es exclusivo de los humanos.

Humillado por un guepardo

Este explorador quería verse cara a cara con un guepardo y recibió esto a cambio. Es cien veces preferible ser mordido por el felino más rápido del mundo que recibir este denigrante ataque.

Ver también:  Recopilación de saludos para Elver Galarga y su familia

Perseguido por una manada de gallinas

Bueno, no sabemos si el término “manada” es el apropiado, el caso es que este niño se volvió vegetariano después de ser atacado por estas aves de corral. Ni Alfred Hitchcock pudo imaginar un matoneo avícola igual.

Continuar leyendo

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: