Broma muy pesada con fantasma en un salón de belleza

Luego del tremendo susto que les da a las clientas al ver la cara de un fantasma en sus propios espejos, el pelo les queda tan parado que será imposible de cortar.

El final las deja tan espantadas que prefieren salir con el corte de pelo a la mitad.

Ver también:  Niño 'dormido' trolea al hipnotista John Milton

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: