Tres perros que odian el agua

Willie es un chihuahua bipolar que entiende las palabras de su amo. Como otros perros de su raza, pasa de un extremo al otro del espectro emocional dependiendo de lo que Joseph, su dueño, le dice.

Si le pregunta “Willie, do you want to go for a walk, do you want to go outside?” (¿quieres ir a caminar, quieres salir?), a Willie se le acelera el pulso, bate la cola frenéticamente y empieza a girar como un trompo.

Pero si su dueño lo invita a darse un baño, Willie entra en un cuadro depresivo y suplica con la mirada. Bastante convincente:

Si Willie es un perro angelical con dotes histriónicas, Quinton es un chihuahua con el diablo adentro. Cuando su dueña Maryrose Dunton termina de bañarlo, el perro jura vengarse y le exhibe amenazante toda su muelamenta. Seguir leyendo…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *