Una gran tragedia

En la inauguración de una escultura de  alambrón en un tranquilo parque de la ciudad, piden a la ciudadanía que ella misma lo inaugure, al instante una persona toma el listón para quitar el telón y aquí empieza una tragedia con un pobre perrito  ¡observen!

 

Ver también:  Niño 'dormido' trolea al hipnotista John Milton

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: