Curling con gatos

La transmisión de los Juegos Olímpicos de invierno nos han familiarizado con el curling, uno de los deportes más extraños para nosotros, y que tiene casi todo lo que esperamos en un deporte: habilidad, emoción y táctica. Sólo le falta algo: felinos domésticos.

Agregando un gato a la mezcla, el curling se convierte en el deporte perfecto.

Un comentario en «Curling con gatos»

  • inedista – Ingeniero de sistemas, docente de la Institución Educativa Dorada
    el 19 de febrero de 2014 a las 5:37 am
    Enlace permanente

    Me quedo con el turmeque

Los comentarios están cerrados.

Salir de la versión móvil