Chiste de abogados

La parroquia del pueblo estaba pasando por serios aprietos económicos y el Párroco recordó que JAMÁS había recibido ni una sola contribución de parte del abogado más acaudalado del pueblo.

Entonces, el cura se llega hasta el despacho del abogado y le dijo:

– Abogado: a pesar de que usted es la persona que gana más dinero en todo el pueblo, no ha realizado ninguna donación a la parroquia.

¿No le gustaría ayudarnos?

El abogado lo pensó un momento y respondió:

– Primero dígame… al realizar esa «investigación» tan puntillosa sobre mis bienes… ¿descubrieron acaso que mi madre está agonizando tras una larga y dolorosa enfermedad y que el tratamiento médico a lo largo de estos años supera todo lo que ella puede pagar?

– Eh, no… -respondió abochornado el párroco.

– Segundo: ¿Descubrieron que mi hermano, un veterano de guerra, está ciego y condenado a una silla de ruedas, totalmente incapaz de mantener a su esposa y seis hijos?

– Ohhh… no teníamos idea… – contesta el párroco, ya muy incómodo.

– Tercero: Descubrieron acaso que el esposo de mi hermana falleció en un terrible accidente, dejándola con tres hijos y una tremenda hipoteca?

Totalmente abochornado el pobre curita empezaba a esbozar una disculpa pero el abogado lo interrumpe:

– Y, si a ellos no les paso ni un centavo, por qué cree que se lo daría a ustedes, AH?…

Enviado por Sol.

Un comentario en «Chiste de abogados»

  • el 7 de junio de 2006 a las 4:50 pm
    Enlace permanente

    soy abogado , cuente algo de los medicos , los contadores e ingenieros, o de los arquitectos que son todos , partido entre que soy y no saludo Ricardo (chiste jejeje)

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: