Intercambio de esposas

Dos diplomáticos se encuentran en la entrada de un hotel alojamiento, cada uno con la esposa del otro. Se produce el siguiente diálogo:
Diplomático 1: -Señor embajador ¡qué bueno verlo! además, tan bien acompañado por mi esposa.
Diplomático 2: -Mi querido embajador, el gusto es mío de verlo también en buena compañía con mi señora esposa.
Diplomático 1: -Pero qué grato, embajador, encontrarlo en estas circunstancias aunque creo que lo correcto sería ahora intercambiarnos a nuestras distinguidas acompañantes y seguir cada uno con su esposa.
Diplomático 2: -Sería lo correcto, pero no lo justo.
Diplomático 1: -Mi querido embajador, no alcanzo a distinguir la diferencia.
Diplomático 2: -Sucede que ustedes están saliendo pero nosotros recién estamos entrando…

Colaboración de Proclo a sus dos mil amigos del grupo de correos dnsincensura@yahoo.com.mx al cual te puedes suscribir gratis en www.diarionocturno.com

Deja un comentario:

Salir de la versión móvil