El último pataleo -Texto de humor

¿Qué es la muerte? Según Platón y este autor, la muerte no es más que la cesación de la vida. Mas, si hiciéramos esta misma pregunta a un muerto él nos diría que nada podría decirnos al respecto, puesto que los cadáveres no hablan, lo que a la vez sería una verdad de a puño, Sólo en sesiones de espiritismo se ha podido averiguar acerca del más allá, aunque de una manera muy vaga, Por este medio se ha sabido cuál fue el verdadero padre de fulanito de tal; cuál la medicina que le sirvió de pasaporte al otro mundo y si ahora el «entrevistado» es más feliz o desgraciado que cuando estaba al lado de su mujercita.

Pero nunca, espíritu alguno, por comunicativo que haya sido, nos ha contado la vida que él disfruta más allá de la muerte, Existencia que nosotros no alcanzamos siquiera a imaginar, en vista de que allá no hay , como aquí, impuestos, guerras, crímenes, acreedores, ni «muertos» de envidia, de frío y de hambre.

Para mi tengo, respetando las opiniones de otros metafísicos y teólogos, que la muerte no es más que una operación por medio de la cual un caballero de industria, un tramposo o estafador, se convierte de la noche a la mañana, en «un ejemplo de pulcritud y honradez, digno de ser imitado por los administradores de la cosa pública»; así como un idiota queda convertido en «el genial humanista y noble amigo», un mentiroso, en «el esclarecido diplomático cuya desaparición lamenta la patria entera» y, un avaro, en «el altruista que todo lo sacrificó por los pobres y viudas desamparadas . En síntesis, la muerte nos dignifica y engrandece tan pronto como damos el último pataleo en este mundo.

La cesación del respiro trae para unos orfandad, miseria y viudez; para otros apreciable herencia. La muerte constituye la fuente de riqueza de funerarias, abogados y pleitistas. Ella da a las viudas la oportunidad de estrenarse en los funerales de su marido el último traje negro y después un esposo que le recuerde al primero.

Ver también:  Chistes de monjas

La muerte da consuelo a nuestros enemigos, cuando los muertos somos nosotros, y pesar, muy sincero por cierto, a nuestros acreedores, a quienes hemos de bendecir desde el cielo, llamado así este lugar, entre otras razones, porque ellos no verán a Dios ni a nosotros tampoco. Con la muerte se da por terminado todo, menos las hipotecas y la última cuenta por asistencia médica.

Ahora, me preguntará el lector: «Si ella es más ventajosa que la vida, ¿por qué no se suicida usted y me proporciona el placer de asistir a sus funerales?» Y yo respondo que no lo hago por respeto a mis acreedores que tanto se interesan por el éxito de mis negocios. Tampoco me suicido porque la muerte es una cosa para toda la vida y, a la postre, resulta cansona, y, finalmente, porque vivo agradecido de los favores que a diario me concede Dios. Además, ¿quién se haría cargo de mi hermosa viuda y de mis adorados hijos si yo llegare a suicidarme, a casarme y a tener hijos?

Este Texto es de Ci-MifúUn hombre estaba desayunando como a las 11 de la mañana un emparedado y un café cuando vió un cortejo fúnebre muy inusual acercándose al cementerio más cercano…
Un largo ataúd era seguido por un segundo féretro como a 50 pasos detrás del primero. Enseguida del segundo ataúd caminaba un hombre solitario con un perro pitbull sostenido por una correa. Detrás de el hombre, caminaban unos cien hombres en una sola fila.
El hombre no pudo aguantar la curiosidad, con mucho respeto se aproximó al hombre que llevaba al perro y le dijo:
-Señor sé que este es un muy mal momento para molestarle pero nunca he visto un funeral como éste ¿de quién es este funeral?
El hombre respondió:
-Bueno, en el primer ataúd está mi esposa
-¿Qué le pasó a ella?
-Mi perro la atacó y la mató
-Entiendo, que pena… ¿y quién está en el segundo ataúd?
-Mi suegra ella estaba tratando de ayudar a mi esposa, el perro se volvió hacia ella y también la mató.
Un momento solemne de silencio transcurrió entre los dos hombres.
-Que pena señor, pero ¿puedo pedirle prestado el perro?
-Haga la fila.
———————————-

Ver también:  Chistes de monjas

Chistes de este tema

Después de medio siglo de matrimonio, él muere, y al poco tiempo después ella también y se va al cielo, allí ella encuentra al marido y corre hasta donde él y le dice:
-¡Querido, que bueno encontrarte!
Y él responde:
-No me vengas con esas, el contrato fue clarito :
«Hasta que la muerte nos separe».

————————————–
Un hombre irresponsable y que se había portado muy mal con su pobre familia, muere al fin. En el acto del entierro, un pariente lejano pronuncia la oración fúnebre:
-«Fue un esposo modelo y un padre ejemplar».
Al oír eso la viuda toma de la mano al niño que está a su lado y le dice:
-Vamos hijo, nos equivocamos de entierro.

—————————————
Adivinanza:
¿Cuál es el animal que tiene patas de burro y no camina, orejas de burro y no oye, ojos de burro y no ve?
(Respuesta en el último renglón)

—————————————
Estaba una anciano enfermo en su cama del segundo piso de la casa, de pronto siente el rico aroma de una fresco café, toma fuerzas y pide a la criada de su casa que le le lleve un cafecito caliente. Al rato regresa la criada y le dice:
-La patrona me dijo que no le trajera nada, que ese café es para los invitados a su velorio…

—————————————-
Un hombre estaba desayunando como a las 11 de la mañana un emparedado y un café cuando vió un cortejo fúnebre muy inusual acercándose al cementerio más cercano.
Un largo ataúd era seguido por un segundo féretro como a 50 pasos detrás del primero. Enseguida del segundo ataúd caminaba un hombre solitario con un perro pitbull sostenido por una correa. Detrás del hombre, caminaban unos cien hombres en una sola fila.
El hombre no pudo aguantar la curiosidad, con mucho respeto se aproximó al hombre que llevaba al perro y le dijo:
-Señor sé que este es un muy mal momento para molestarle pero nunca he visto un funeral como éste ¿de quién es este funeral?
El hombre respondió:
-Bueno, en el primer ataúd está mi esposa
-¿Qué le pasó a ella?
-Mi perro la atacó y la mató
-Entiendo, que pena… ¿y quién está en el segundo ataúd?
-Mi suegra ella estaba tratando de ayudar a mi esposa, el perro se volvió hacia ella y también la mató.
Un momento solemne de silencio transcurrió entre los dos hombres.
-Que pena señor, pero ¿puedo pedirle prestado el perro?
-Haga la fila.

Ver también:  Chistes de monjas

——————————————–
Oído durante un funeral:
-«Amigo, no venimos a darte un adiós sino un hastaluego, la parca quiso llevarte en la flor de tu juventud, cuando tenías todo un futuro por delante, nos dejas desolados a tua amigos y a tu hermosa viuda de 24 años de edad». En ese instante la viuda deja de lloriquear e interrumpe a voz en cuello:
-«¡22, 22, no 24!».

———————————————
Respuesta a la adivinanza:
-Un burro muerto.

———————————————
El niño sube a la alcoba del abuelito, siente un olor fétido y dice:
-Abuelito, aquí huele como a muerto
-…
-¡Abuelito, abuelito!

Un comentario en «El último pataleo -Texto de humor»

  • el 25 de febrero de 2007 a las 5:03 pm
    Enlace permanente

    veo tu coemntario sobre votarte al mejro blog de la semnaa, no se si te refieres también al concurso de 20 mintuos que es donde yo participo, porque NO SABIA NADA sobre también premios semanales.. me podrías deicr?, o es que hay otros concursos.

    contestame en mi mail por favor,

    universoanitabeige@yahoo.es

    Respuesta

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: