Esta alemán borracho no se toma muy en serio a la autoridad. No solo desobedece al policía sino que lo ataca con un juguete y unos pantys que cargaba en el bolsillo.

Por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *