Bromas pesadas a huéspedes de hoteles

La policía investiga una serie de bromas pesadas hechas por teléfono a inocentes huéspedes de hoteles en Estados Unidos.

Los bromistas se hacen pasar por los administradores del hotel y piden a los turistas que hagan cosas tan inusuales como tirar los colchones por las escaleras, o tan peligrosas como romper las ventanas, con la excusa de que en el hotel hay una peligrosa fuga de gas.

Ver también:  La intro de Game of Thrones en versión vallenato

Las víctimas cumplen casi siempre con lo que se les pide, como muestra el siguiente informe de 2009 (en inglés, con subtítulos disponibles):

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: