Fuera de mi camino

Este autoestopista no tiene modales a la hora de pedir un aventón, hasta que un conductor malhumorado decide retirarlo de la vía.

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: