Hijo de Piegrande triunfa en Hollywood

TIBET- Yeti Mauricio Nieves, el mismo que en 1985 le diera la vuelta al mundo cuando su mamá, Doña Frígida Nieves, reveló que había sido embarazada por el mismísimo Piegrande durante una expedición al Himalaya, ahora triunfa en Hollywood como actor de comerciales para televisión.

Su debut lo hizo en un comercial de comida para perros en el que no recibió ni un peso por su trabajo, sino que se le pagó con bultos del concentrado. «Mi hijo nunca había estado tan bien alimentado hasta entonces», comenta doña Frígida con nostalgia. «Se le puso el pelo lo más de bonito y se le quitaron las pulgas».

Sin embargo, la historia de Yeti Mauricio no ha sido siempre un jardín de rosas: «Hasta entonces estabamos peleando una demanda por alimentos en un juzgado de familia del Tibet. Hasta el Dalai Lama trató de convencer al papá, pero él nunca lo quiso reconocer como su hijo». Yeti Mauricio recibe ahora una atención de estrella de Hollywood: le arreglan las uñas una vez por semana, lo sacan a pasear con collar y le adaptaron la puerta de la casa para que pueda salir a perseguir los carros.

Ver también:  Dmitry Agarkov, el hombre que le ganó a los bancos

«Es como un cuento de hadas, como el de pinocho o mas bien como el del lobo y los tres cerditos, solo que no hay ni cerditos ni lobo, porque mi hijo no es nada de eso», afirma confundida la pobre Frígida. Yeti Mauricio por poco le gana el castin a Nick Jacholson el su papel de hombre lobo en la película «Wolf Wolf», pero su baja estatura lo hizo perder. Ni siquiera tuvieron en cuenta que se iban a ahorrar una millonada en efectos especiales.

Ver también:  Nombres chistosos de doble sentido para trolear

Por ahoraYeti Mauricio cuenta con un mánager experimentado, el mismo que fué el apoderado de Rintintín, Lassie y Benji, y mas recientemente Beethoven, Chopin y Bach. «El muchacho tiene un gran futuro por delante», dice con redundancia el entrenador y propietario de una fábrica de chorizos Doggie Elephant. «Está muy motivado».

Por ahora el abominable muchacho del Shampoo Casper tiene pendientes los dos comerciales que concluyen la saga del popular producto capilar. «No les puedo adelantar mucho» Dijo el mánager al tocarle el tema de cuanto nos iba a pagar por hacer esta entrevista. De todos modos, así no nos paguen, le deseamos muchos éxitos a este monstruo de la actuación, a quien próximamente veremos hasta en la sopa.

Ver también:  Cracks europeos del futbol que se darán cita en los Juegos Olímpicos 2020

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: