¡Cuidado con el niño!

Imagínate caminar tranquilamente en un parque o en un pasillo escuchando tus rolas favoritas y de repente un señor que lleve a su hijo en sus hombros, al igual escuchando música y no se de cuenta que el niño se está pegando en la cabeza con unos indicadores. ¿Qué harías al instante?

Chéquenlo.

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: