Este pobre niño tuvo que interrumpir su natación debido a que un perro entrenado como salvavidas pensó que necesitaba ayuda para salir del agua.

Al niño no le hizo ninguna gracia.

Por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *