El perro del Chapo

Igual que a su dueño, no hay cárcel que pueda detener al perro del Chapo.

Ver también:  Por esto no hay que celebrar antes de llegar a la meta

Deja un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: